Rinaldo Alessandrini es clavecinista, organista y fortepianista, además de fundador y director de Concerto Italiano. Durante cuarenta años en la escena de la música antigua, ha privilegiado la producción italiana en las elecciones de su repertorio, tratando de volver a atribuir a las interpretaciones todas esas características de cantabilidad y expresividad móvil que eran típicas del estilo italiano de los siglos XVII y XVIII.

Además de encargarse de la actividad del Concierto italiano, realiza una intensa actividad en solitario, organizada en festivales de todo el mundo, en los Estados Unidos, Canadá, Japón y en Europa.

En cuanto a su actividad en dirección de orquestas como director invitado, ha dirigido orquestas como las de Maggio Musicale Fiorentino, Orquesta Sinfónica de Ciudad de Granada, Orquesta Sinfónica de Detroit, Orquesta Regional Toscana, Orquesta de Cámara Escocesa, Sinfonía del Norte, Orchestra of the Age of Enlightment, Boston Handel & Haydn Society , Freiburger Barockorchester, La Monnaie Theatre Orchestra, Stavanger Symphony Orchestra, Portland Baroque Orchestra, Philarmonia Baroque Orchestra, Toscanini Orchestra de Parma, Danish Radio Orchestra, Royal Liverpool Philarmonic Orchestra, Haydn Orchestra Bolzano, Melbourne Symphony Orchestra, Washington Symphony Orquesta, New World Symphony Orchestra, Orquesta del Teatro de Santiago de Chile, Toulouse Capitole Orchestra, San Francisco Symphony Orchestra, Kammerorchester Basel, Geneva Chamber Orchestra, La Fenice Theatre Orchestra, Sao Paulo Theatre Orchestra, Orchestra Filarmónica de Bergen, Deutsche Symphonie Orchester Berlin, Frankfurt Radio Orchestra, Tonkunste Orchestra Wien, Handelsolisten Karlsruhe, Orquesta Camera Musicae, Orquesta Sinfonica de Barcelona, Akamus- Akademie fur Alte Musik Berlin.

También ha dirigido numerosas óperas: dirigió «Semele» de Handel (Festival Spoleto, Canadian Opera Company – Toronto); «Catone in Utica» de Vinci (Teatro Lugo de Ravenna); «La coronación de Poppea» (Ópera Nacional Galesa, Ópera de Frankfurt, Teatro Valli de Reggio Emilia, Teatro Municipal de Bolonia, Opera du Rhin; Ópera Nacional de Burdeos, Ópera Garnier; Teatro La Scala): «La isla deshabitada» por Jommelli (Academia Filarmónica Romana y Teatro de la Ópera de Roma; Teatro S. Carlo de Nápoles); «Los Juegos Olímpicos» de Vivaldi (Teatro Rendano de Cosenza); «La Serva Padrona» de Pergolesi (Freiburg Konzerthaus); «Alcina» de Handel (Liceu de Barcelona); «Artajerjes» de Hasse (Teatro de Lugo di Romagna); «El matrimonio de Fígaro» de Mozart (Ópera Nacional Galesa, Ópera de Noruega); «Giulio Cesare» de Handel (Teatro Real de Madrid, Teatro Comunale de Bolonia, Ópera de Noruega, Ópera de Toulon); «Amadigi» de Handel (Teatro S. Carlo de Nápoles, Festival de Edimburgh); «Zaide» de Mozart (Festival de Mozart en La Coruña, Orquesta de Radio de Munich); «El triunfo del tiempo y la desilusión» (Queen Elisabeth Hall en Londres); El «Barbero de Sevilla» de Paisiello (Teatro La Monnaie – Bruselas), «El regreso de Ulises a su tierra natal» (Ópera Nacional Galesa, Teatro La Scala), «Clemencia de Tito» (Ópera de Noruega), «Orfeo» de Monteverdi (Ópera de Noruega y Teatro La Scala), «Ratto dal Serraglio» (Ópera de las Naciones Galesas, Opera du Rhin), «El enemigo de las mujeres» de Galuppi (Ópera de Lieja), «Orfeo» de Gluck (Ópera de Noruega), «Cenicienta» de Rossini (Festival de Cartagena), «Messe Solemnelle» de Rossini (Ópera de Noruega), «Don Giovanni» (Ópera de Bergen, Ópera de Lieja); «La finta simple» de Mozart (Münchner Rundfunkorchester), «Orlando» de Handel (Ópera Nacional de Gales, Semperoper Dresden); «The Fairy Queen» de Purcell (Berlin Philarmonie, Schwetzingen Festival, Bozar Brussels), Donizetti «Peter the Great» (Bergamo’s Donizetti Festival), Rossini’s «Stabat Mater» (Orquesta Sinfonica de Barcelona). En julio de 2005 firmó la dirección musical y la dirección de una nueva puesta en escena de la «Coronación de Poppea» en el Teatro Liceo de Salamanca.

Ha sido director invitado en la ópera de Oslo y director residente en el RIAS Kammerchor en Berlín.

En 2003, fue nombrado por el Ministro de Cultura francés Chevalier dans l’ordre des Artes et des Lettres. Es académico de la Academia Filarmónica Romana. Junto con Concerto Italiano, también recibió el Premio Abbiati en 2003 por su trayectoria.